Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Lectura de Aristóteles para el verano

Lectura de Aristóteles para el verano 2 semanas 16 horas antes #17992

  • Jake
  • Avatar de Jake
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • ¿Inocente? ¿Inocente de qué?
  • Mensajes: 1239
  • Gracias recibidas 1519
Un verano de reflexión con Aristóteles es un verano de provecho. Una buena técnica de lectura es alternar Filosofía Primera (metafísica) con la Física, para sacar todo el provecho. Aristóteles ofrece la primera imagen del mundo completa y sistemática que nos ha llegado desde Grecia. Hubo otras, como la epicúrea, pero no en el grado de completitud que la aristotélica. Ni la platónica nos ha llegado igual. Aristóteles, en sus lecciones orales escritas para ser leídas, ofrece un marco comprensivo sistemático total del mundo, y el placer que ofrece su lectura es incomparable. Aristóteles pensaba como griego, que es un esquema diferente al "moderno". Una noche estrellada con el orbe celeste sobre nuestras cabezas girando, y las errantes , y el ciclo de la naturaleza visto desde Grecia no tiene parangón. Aristóteles propone un mundo racional que se mueve por su "significado". Cada cosa tiene un "significado" y "un fin" expresado en él. No puede ser posible que una cosa sea y no sea a la vez, ni que en ella se le prediquen dos accidentes que coincidan contrarios en lo mismo. Algo no puede ser blanco y negro a la vez. Ser y no ser es incompatible. Bajo el principio parmenídeo fundamental : el mundo no puede ser contradictorio y cada cosa se presenta como unidad de significado, donde cada unidad de significado expresa "lo que es", por un lado Por otro, que el principio de "unidad indivisible" en un mundo divisible (en lo Grande infinito -el número que no se detiene- y lo Pequeño divisible -el espacio siempre divisible- nos lleva a la conclusión de que solo hay un universo, que ese universo es todo lo que hay, sin sostenerse en nada "más allá", y que el mundo se mueve en virtud de un fin: el orden y la belleza , de acuerdo a que cada cosa es "lo que es"; que esta unidad de significado y pluralidad es inmanente al mundo. Estas, "las unidades de significado" son los principios primeros legislantes, separados, es lo más cognoscible en sí: ni generados ni destruidos, eternos (tehía, to theion). Saber lo que las cosas son, su significado , y en especial "su fin", dirigido todo hacia el bien, es lo sabio, y la vida dedicada a saber sobre esto, la bios theoretikós. Unidades de significado, primero en sí, mostradas por un principio irrefutable e indemostrable: el principio de no contradicción , que posibilita el "lenguaje significativo". Estas "unidades de significado" son los principios de las cosas que se generan y destruyen, en un mundo que actúa lógicamente por síntesis compuestas de lo semejante, lo igual. Adentrarse con destreza en ese mundo aristotélico, un mundo que hoy no existe, es una vuelta ak pasado-futuro de un modo de vida que los pide la gritos racionalidad en los fines: en la contemplación de la naturaleza como una belleza que tiende a lo mejor, al bien, al bien ontológico del que , en su día, los filósofos tecno-matemáticos de la Academia dejaron atrás, con sus archaí trascendentes al mundo y separados (methéxis).
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ksetram

Lectura de Aristóteles para el verano 1 semana 5 días antes #18002

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1653
  • Gracias recibidas 2070
Hola Jake:

Vamos a mezclar temáticas con los hilos de Aristóteles. Comento aquí algo que he leidos en los otros hilos y con respecto al cruce de una respuesta de Ksetram.

Existen infinidad de lectura de Aristóteles. Sus libros son una composición de Andrónico posiblemente a partir de textos auténticos de Aristóteles pero no de "libros". Los textos debieron ser cortos (pergaminos o biblios antiguos) y redactados como apuntes para dar clases o de apoyo a las lecciones orales en el Liceo. En aquella época no existían los "libros" tal y como los conocemos ahora y tampoco en la enseñanza el lenguaje escrito tenía la relevancia que tiene ahora. A partir de estas circunstancias Andrónico es quien edita las obras de Aristóteles sin un criterio claro de organización.

Aunque quede un poco de vanidoso, tengo que volver a comentar mi tesis porque entra de lleno en la problemática a cerca de las dificultades de los libros de Aristóteles que hemos heredado de Andrónico. Todos los intérpretes de Aristóteles, desde Alejandro de Afrodisias a E. Berti en la actualidad toman directa y acríticamente los libros actuales de Aristóteles como su pensamiento, sin darle mayor importancia a la autoría de Andrónico.

El único filósofo que ha dejado por escrito la sospecha de que Andrónico, más que el editor de las obras de Aristóteles, ha sido su "desorganizador" ha sido Hegel. En sus Lecciones sobre la Historia de la Filosofía comenta esto mismo sobre la recepción del pensamiento de Aristóteles y afirma expresamente la necesidad de una "reparación" de su pensamiento que debe comenzar por sus textos. Porque el método de investigación que emplea Aristóteles no tiene nada que ver con el orden y disposición de sus textos. Por ejemplo, "los universales" son anteriores a estudio de los géneros pero están situados al final de la Metafísica. Y qué decir de la unidad de la ciencia de la ousia y la ciencia de las demostraciones y sus principios, tal y como afirma en la resoluciones de las primeras aporías, lo que supone la unidad de los tratados de la Metafísica y los Lógicos (los Analíticos). Ahora bien, si forman una unidad, ¿cómo que son libros independientes?

La unificación de la Metafísica y la Lógica de Hegel ha sido una revolución apenas sin seguidores dentro del aristotelismo, que sigue ciegamente la tradición escolástica y sigue dándole vueltas a los textos de la Metafísica discutiendo si se trata de la Ontología o una Teología etc., dejando los tratados Lógicos fuera de la filosofía primera al considerarlos un "organon" de la ciencia etc, etc, etc..., exactamente igual a lo sostenidos por los comentarios del S. III d. C. (Alejandro de Afrodisias).

El rechazo a considerar la Metafísica y la Lógica parte de una misma ciencia nos viene a nosotros de la misma tradición a la que pertenece Andrónico de Rodas, que es la estoica. Las semejanzas entre el pensamiento estoico romano y el pensamiento moderno es enorme (hay muchos estudios al respecto). La Lógica tal y como la entendemos hoy como "ley relativa al pensamiento", no como legalidad de las cosas, es de origen estoico. También la Psicología y la epistemología es de origen estoico.

Desde esta tradición cuesta trabajo comprender que la ousia es una definición y que ambas son a la vez un fin. Para nosotras estas asociaciones entre las cosas, los conceptos y los modos de ser de las acciones nos parece un galimatías imposible de articular porque partimos de la base que cada uno de estos conceptos pertenecen a un orden metafísico distinto y separado. Así, la ousia la consideramos del orden del Ser (ontología), los conceptos pertenecientes a la Psicología, y los fines a la acciones (que serían una especie de puente entre ambos ordenes).Esta divisiones por ordenes separados es lo que Heidegger llamó estructura Onto-teológica de la metafísica occidental y parte de la ordenación de la Metafísica en una Ontología general y tres especiales (Psicología, Cosmología u ontología especial y la Teología). En esta estructura Onto-teológica las consideraciones lógicas de la filosofía primera (lo que Aristóteles llama "punto de vista del logos) está totalmente ausente.

A dónde quiero llegar, volviendo al punto de partida, es a lo siguiente. Existen infinidad de lectura de Aristóteles, la mayoría separando los estudios lógicos de los metafísicos. Esto para mí es un error que arranca de Andrónico de Rodas. Desde mi punto de vista, la filosofía primera de Aristóteles se extiende más allá de los metafísicos hacia los tratados lógicos y esta extensión es lo que quiero comentar brevemente, porque veo que comienzas a defenderla pero que a Ksetram le parece impracticable (o superflua porque parece que conduce a la trivialidad de confundir la ciencia y las cosas con el lenguaje).

La clave para entender la una filosofía primera abarcando los tratados del Ser, de la Ousia y los lógicos, está en el De Anima cuando Aristóteles dice que la actividad racional (en griego Aristóteles habla de Nous y de theorizar) no se distingue de lo inteligible. O que la parte racional del alma (a través de la cual "teorizamos" o buscamos las definiciones de las cosas) no puede exhibir una forma propia, porque es impasible y carece de órganos propios. Esto significa que la Inteligencia tal y como está activa en las cosas y tal y como nosotros nos hacemos consciente de ella (la aprehendemos a través de la actividad del alma racional) es necesariamente la misma Inteligencia. Esto no se puede decir de las las cualidades sensible: una imagen no es lo mismo que aquello de que es imagen. Ninguna de las sensaciones o impresiones sensible se puede identificar con lo percibido. La Inteligencia sí: el fin de una cosa, o su actividad y la conciencia o aprehensión de tal fin/actividades imposible de discernir porque carecen de materia. Aquí se ve de fondo el mito de Prometeo: el robo de la Inteligencia a los Dioses porque la ciencia y la inteligencia de las cosas son lo mismo.

Sobre esta base, aquí viene el enlace entre los estudios del Ser y la Ousia y los estudios del Logos: la ciencia del Ser se dirige como su conclusión al estudio de la Ousia. Pero como la ousia resulta que es fin y actividad, la aprehensión de ésta que llamamos "ciencia" es indiscernible. Por esto Aristóteles identifica a la ousia primera pensamiento del pensamiento, porque la actividad que son las cosas y la actividad del Nous que la aprehende son indiscernibles. A esto es a lo que llama Aristóteles "lo divino" y a la filosofía primera "lo divino en nosotros" porque la ousia inmóvil versa sobre los fines y actividades que mueven todas las cosas y su ciencia coincide con tal actividad.

Esta lectura es una excepción dentro de aristotelismo. Aquí está de más una "Ontología" o una "Teología" en su sentido tradicional. Es una lectura que parte de algo aceptado por muy pocos especialistas: la unidad de los tratados lógicos y los metafísicos.

Un saludo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris, Ksetram
Tiempo de carga de la página: 0.217 segundos
Gracias a Foro Kunena